De la sonrisa de un pueblo, a un pueblo inculto.

Imagen-para-el-bannerEl domingo pasado, tuvimos las segundas Elecciones Generales en 6 meses. Estas, son unas elecciones que tuvimos la oportunidad de no celebrar y que nos han llevado a un resultado menos fragmentado que las del  20 de Diciembre pasado, pero a la vez, menos reformista también, ya que los ciudadanos y ciudadanas, han apostado por la continuidad y no por el Cambio.

No tenemos que obviar, lo que nos conduce a estas elecciones. El afán de protagonismo de aquellos que se creían ser los portadores de la verdad absoluta y que, a pesar de lo que vaticinaban las encuestas, el pueblo ha decidido no creer en falsos profetas.

En sus estudios y predicciones (las de estos profetas) veían claro una tendencia alcista de su proyecto. Pronto empezaron a vendernos la idea aquella del Sorpaso, cuando se referían a superar al PSOE y ser la fuerza de izquierdas preferida por los ciudadanos. Si ganaba la derecha era un mal menor para ellos. La idea de ganar al PSOE, les hacía olvidar las penas y por ello, se unieron con ese único objetivo; el Sorpaso.

Con una campaña positiva y joven estaban aquellos que tenían que ser los principales damnificados del 26J. Empezaron con un video donde nos proponían un verano Sin Rajoy y continuaron explicando que sí, habían cometido errores en los años de gobierno, pero que eran muchos los logros sociales que también se tenían que apuntar en lo positivo de su gobierno. Algo que yo creo que en gran parte caló en la ciudadanía, pero que primero la irrupción de la nueva izquierda y los ataques constantes de ésta, hicieron que el PSOE perdiera votantes. Finalmente se pasó del Sorpaso a la Sorfresa, un guiño muy divertido que fue acogido por muchos simpatizantes con sonrisa.

Lo que está claro es que delante de esa lucha de los partidos de cambio, el PP decidió mirárselo des de la barrera, sentados en unas tumbonas escuchando su himno versión Merengue quien sabe si puesto en su sede por su nueva DJ, Soraya Sáez de Santamaría.

La ciudadanía, después de la incertidumbre y las pocas opciones de poder construir un gobierno del Cambio por el cual el PSOE y Ciudadanos habían apostado ya el 20 de Diciembre y viendo que Unidos Podemos tenían pocas posibilidades de sumarse a ese Cambio, decidieron apostar por el inmovilismo y el estancamiento; mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer.

El 26 de Junio nos arrojó menos posibilidades que el 20 de Diciembre de un gobierno de Cambio. Las fuerzas que proponían un cambio suman ahora 13 diputados menos que el 20D. La fuerza que proponía inmovilismo y la de los recortes, suma ahora 14 diputados más. El cambio ahora está más lejos.

Y ahora qué? Pues bien, ahora toca esperar y dar la alternativa, gracias a que Podemos no quiso ni tan siquiera negociar un gobierno del Cambio el 20 de Diciembre, al partido que más apoyo parlamentario tiene.

Mientras tanto, el PSOE sigue defendiendo lo que ya defendió el 20 de Diciembre; no queremos que Rajoy continúe como Presidente del Gobierno. Algo que algunos pretenden difuminar para no entonar el Mea Culpa, que parece que les cuesta tanto.

A mí lo que más me sorprende son los cambios que da la vida. Durante los pocos años de vida que tiene la nueva formación morada, hemos visto como corría a hacerse su líder, una foto con Tsipras en los pasillos del Parlamento Europeo o donde fuera, a no querer saber nada de Grecia. Durante esta campaña, hemos visto que los días pares, Iglesias, se erigía como garante de la Socialdemocracia a postularse como Comunista y citar a Che Guevara los días impares, hemos visto como crecían con las críticas a la última legislatura del PSOE, a felicitar al mismo partido por tener al mejor Presidente de la Democracia Española.  Pero el cambio más abrupto es que aquellos que 5 días después del 20D publicaban su lista ministerial y nos han llevado a unas nuevas elecciones por sus ansias de poder, se presentaban como los garantes de la Sonrisa del Pueblo y ahora que el pueblo ha votado, lo tachan de inútil e ignorante. Como queréis que el pueblo os tenga respeto, si vosotros no tenéis respeto a la voluntad del pueblo?

Esta entrada fue publicada en Alex Valiente, Energies Renovades, Partit dels Socialistes, Politica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *