No ayudo en casa.

reparto-tareas-familia

Confieso que no ayudo en casa; y lo que se puede considerar más grave es que nunca lo he hecho ni se me ocurre hacerlo. Y es que para afirmar que ayudo en casa, significaría tener que reconocer que por ser hombre hay tareas de las cuales me eximo o que están designadas a las mujeres simplemente por ser mujeres.

Quizás es lo que he vivido en casa. Mis padres, des de que tengo uso de razón se han repartido las tareas de casa, sin entender que habían unas asignadas a alguien concreto, por su género. Sé que eso no es lo que la sociedad considera “normal”, pero para mí sí que lo es. Me he criado en un entorno de igualdad, porque mis padres han tenido que trabajar de forma indistinta, como cualquier núcleo familiar actual y por ello es normal que las tareas de casa se puedan compartir, que no ayudar.

Pero no obstante, soy consciente que en la sociedad se han instalado estos micromachismos, que están siendo aceptados por los hombres, sin ver que con ellos no se respeta esa igualdad que algunos hemos convertido en estandartes, sin darnos cuenta de estos perjuicios.

Hay un video que he compartido en redes, que habla de estos elementos de micro machismo instalados en la sociedad actual y que diferentes colectivos luchan y trabajan por eliminarlos.

También hablaba hace unos días del asunto de la igualdad salarial. Si hoy usamos el mal término del Día de la Mujer Trabajadora y los derechos de ellas, que sea uno de los puntos a trabajar la equiparación de sueldos a igual puesto de trabajo entre hombres y mujeres.

En definitiva, quiero reivindicar, hoy, 8 de Marzo, aprovechando que todos hablamos de los derechos de las mujeres, que cada día tendría que ser 8 de Marzo y que no hay mejor manera que luchar para eliminar de lo cotidiano esos micro machismos instalados, como una cosa normal, en nuestra sociedad. Vivamos compartiendo tareas y no el de ayudemos en esas tareas.

Esta entrada fue publicada en Alex Valiente, Diari de Ruta, Educació, Personal i Intransferible. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *