La Retrógrada Fiesta de la Democracia

urna

Hoy, día después del día electoral, todo el mundo habla de posibles pactos políticos o a lo que nos conducirán los resultados de ayer. Eso es lo que cobra importancia hoy, pero a mí me gustaría hablar de otro aspecto, que considero todavía más importante y un aspecto a poder hablar después de la jornada que vivimos ayer; os pongo en antecedentes.

Salí del último colegio electoral a las 00.30h de la madrugada después de una larga jornada electoral. Allí no quedaban más que los trabajadores municipales y la gente que había tenido que estar en una mesa electoral des de las ocho de la mañana. Las votaciones del Congreso en la mesa donde estuve haciendo el recuento acabó a las 21.30h y la última mesa de mi colegio acabó unos 20 minutos más tarde. Eso quiere decir que los miembros de las mesas y los trabajadores municipales se estuvieron entre dos horas y media o tres horitas, contando los votos del Senado.

Me parece absolutamente intolerable que en la época en la que estamos que todo el mundo estamos conectados con nuestros teléfonos inteligentes a todas horas, no sea viable buscar un sistema de agilización de voto, que haga que el proceso vaya mucho más rápido y que sea más cómodo para los ciudadanos.

Me parece retrógrado sobretodo el voto del Senado, que hace que, si ya de por si, hay gente que no le apetece nada votar al Senado porque no sabe que sentido tiene, encima es poco apetecible llegar a hacerlo.

Los que estamos metidos en esto de al política, lo hacemos mayoritariamente por vocación; obligar a alguien a trabajar durante 17 horas por un precio total de 60€, me parece si más no un insulto.

No hablaré de todo el papel desperdiciado que no se utiliza, que todavía me parece más grave. Así que creo que sea quien sea quien entre a gobernar, una de las cosas que se tiene que plantear, a parte de las reformas legislativas que se hablarán estos días, es el sistema de votación.

Quiero agradecer personalmente a los trabajadores municipales y a los miembros de las mesas, que ayer hicieran posible aquello que algunos llaman Fiesta de la Democracia. Se olvidan de añadir Retrógrada en esa frase.

Gracias de verdad por vuestro trabajo!

Esta entrada fue publicada en Diari de Ruta, Politica. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *